Paz hacia el posconflicto

Parent Category: Predicación

Iglesias, voces y memoria: palabras de paz hacia el posconflicto

Por: fr. Raul GÓMEZ SÁNCHEZ, O.P.
Director de la Revista Optantes

Es el momento de difundir a viva voz el proyecto 2015 que la Revista Optantes de la Orden de Predicadores en Colombia y dirigida por los frailes dominicos en formación venimos preparando hace ya algunos meses con dedicación, disciplina y método. No obstante, siendo fruto de un consenso, este Congreso en su XII versión ha pasado por no pocas jornadas de discusión y deliberación, guiadas por el espíritu democrático de los dominicos y teniendo siempre como objetivo una mejor explicitación de nuestro carisma y ánimo de responder a la realidad actual de nuestro país.

La participación como frailes dominicos por medio de este congreso que, como es sabido, tienen lugar cada dos años, posee como uno de sus requisitos la actualización de nuestra tarea evangélico-profética de acuerdo a los signos de los tiempos para abordar las preguntas más íntimas del hombre, tal como versa el art. 4 de nuestros Estatutos: “La Revista, entonces, configura su quehacer (…) mediante su aporte desde el estudio y comprensión de las problemáticas locales (…) para iluminar los interrogantes del hombre a la luz del Evangelio”. Este es el sendero por el cual el Equipo Editorial nos aventuramos con el XII Congreso, que tiene por título Iglesias, voces y memoria. Palabras de paz hacia el posconflicto.

El título formulado expresa inmediatamente las problemáticas y preocupaciones hacia las que gira este propósito académico: una sociedad en período de reflexión profunda hacia la paz, de planeación objetiva, de coyuntura para todos los sectores colombianos y de expectativas para otros tantos ciudadanos. No obstante, es necesario hacer justicia a la historia y aclarar que Colombia ya se ha pensado años atrás como un posible Estado Nacional en paz y que, como en aquellos días, una vez más hoy surge la esperanza nueva de poner fin a los vejámenes de la guerra, a los azotes de las armas y al miedo que genera el ruido de los fusiles. Entonces ¿Qué hace diferente la realidad aparentemente “cíclica” de la historia colombiana? Y por tanto ¿Qué nuevas luces aportamos la Orden de los frailes predicadores a dicha situación?

Es el concepto posconflicto el que tiende inequívocamente a pensar en los actuales diálogos de la Habana, y aunque éstos vayan adelantándose no sin pocos problemas de claridad en acuerdos bilaterales, e incluso tensionen con más vehemencia las reflexiones sociales, políticas y económicas del país, el ambiente generalizado de los colombianos está pensando más allá de algún tipo de acuerdo inminente o al menos cercano. Y es posible encontrar aquí el elemento diferenciador de este momento histórico así como de su respuesta posible.

Son numerosas las iniciativas, tanto gubernamentales como ciudadanas, que ponen su mirada traspasando la tinta de las firmas posibles y ampliando por tanto la comprensión de la paz. Sus trabajos sociales, filantrópicos, éticos, judiciales, etc., no pretenden ser subsidiados de lo que pueda ocurrir accidentalmente en Cuba; no obstante existe la claridad en que el tema de los diálogos significa un momento propicio para afianzar la paz en Colombia y es hacia lo cual todos deberíamos aunar esfuerzos, incluso la Provincia San Luis Bertrán según las actas de su último capítulo provincial celebrado en Cali.

Así pues, Optantes se une a dichos propósitos de pensar a Colombia trascendiendo incluso los diálogos de paz con un matiz interdisciplinar en el que se encuentre la voz de las diversas iglesias y credos religiosos. Este Congreso conserva en sus líneas conceptuales la equilibrada concepción tanto de la importancia de los procesos del gobierno por la paz así como de la necesidad de un posconflicto entre los ciudadanos, lo que aseguraría entonces obligadas e interdisciplinarias conclusiones sobre el tema capital.