Extraer restos y enterrar vida - 5

Parent Category: Predicación

En ella es presentada “la naturaleza como una herencia gratuita que recibimos para proteger, como espacio precioso de la convivencia humana y como responsabilidad cuidadosa del hombre para bien de todos” sin embargo la naturaleza “se manifiesta muchas veces frágil e indefensa ante los poderes económicos y tecnológicos” de modo que la insistencia consiste en no anteponer “los intereses de grupos económicos  que arrasan irracionalmente las fuentes de vida, en perjuicio de naciones enteras y de la misma humanidad” (Aparecida 471).

Continúa en los numerales siguientes, ampliando su postura sobre el tema de la explotación: 

“la explotación irracional deja una estela de dilapidación y muerte (…) tiene una enorme responsabilidad el actual modelo económico que privilegia (…) el afán por la riqueza por encima de la vida de las personas y los pueblos y del respecto racional de la naturaleza (…) hay que alertar respecto a la industrias extractivas de recursos que producen la eliminación del bosques, la contaminación del agua y convierten las zonas explotadas en inmensos desiertos” (Aparecida 473).

La propuesta del episcopado latinoamericano al poner su acento sobre este tema se sintetiza en las siguientes orientaciones: Evangelizar en el descubrimiento de la creación como don, casa y matriz del planeta e insistir en el cuidado, responsabilidad y estilos de vida nuevos, lo mismo que apoyar pastoralmente los esfuerzos de quienes están desprotegidos en la defensa del medio ambiente y que aun así hacen frente a esas situaciones, y apoyar a los campesinos en su organización para el reclamo de sus justos derechos, lo mismo que promover el desarrollo de modelos alternativos, solidarios, integrales y éticos (Aparecida 474). 

Sin menoscabo de lo anterior: Reflexiones finales 

El teólogo, como ser humano y creyente, está llamado a padecer la realidad del pueblo tal como  la vive y la experimenta y a buscar desde ella los interrogantes y respuestas por el querer de Dios y el actuar del creyente, de modo que llegue a evitar reflexiones desencarnadas e impropias y faltas de solidaridad, de ahí que se justifique el comienzo del ensayo que presenta de modo general la impotencia y desesperanza de los lugareños, campesinos y llaneros que se están viendo despojados de sus derechos, de su tierra y de identidad cultural al mismo tiempo que comprueban cómo se resquebraja el medio ambiente.

Sin esa tesis inicial que no es sino la conclusión de la realidad general en su sentir y dolor, que se va concretando en el sufrimiento del “llanero de piedemonte”, es vano intentar realizar un aporte creyente, teológico; el cual no es estático, ni anestesiado; este intento por iluminar la realidad desde el Evangelio y su apuesta social es el llamado a encontrarle el quiebre a la desesperanza, a descubrir al crucificado entre su lucha y a aspirar con él, hacia un movimiento de resurrección, de resistencia que muestre las falsas ubicaciones del reino, que promueva la defensa de la vida, el ascenso de la dignidad humana y el privilegio del medio ambiente como lugar revelatorio en donde nace, circula y se sostiene el vivir. 

REFERENCIAS

  • CELAM (2007) Aparecida.V Conferencia general del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Bogotá: Centro de Publicaciones Celam.
  • Garcés, A. (2013, 10 de Julio) El “milagro” de Ecopetrol. (OJA, Observatorio de Justicia Ciudadana) Recuperado de: ojaambiental.org.
  • Herrera, N. (2013, 30 de Junio) Orinoquia, entre sueños y pesadillas. El Espectador. Recuperado de: espectador.com.
  • Herrera, N. (2013, 17 de Agosto) Trazas de crudo y sueños de Agua. El Espectador. Recuperado de: espectador.com.
  • Pontificio Consejo de Justicia y Paz. (2005) Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Roma: Librería Editrice Vaticana. Recuperado de: vaticam.va.
  • Rivera Arenas, C. A. (2010) Cultura musical llanera urbana, un imaginario que se construye en las ciudades del piedemonte. (Pensamiento), (Palabra) y Obra, Vol 4. (No 4). 11- 23.
  • Rivera, G (2013, 18 de Septiembre). Ay Ecopetrol. (Conciencia Ambiental). Recuperado de: elpais.com.
  • Veira, S. (Ed). (2005) La Orinoquía de Colombia. Cali:Banco de Occidente. Recuperado de: imeditores.com.