Frailes Predicadores

Somos una comunidad masculina de religiosos dedicados a la predicación de la Palabra de Dios; fuimos fundados en el siglo XIII en Toulouse – Francia por Santo Domingo de Guzmán.

El nombre original de nuestra comunidad es: “Orden de Predicadores” por eso la sigla que nos identifica es O.P. Hoy conformamos una gran familia religiosa extendida por más de ochenta países y conformada por frailes, hermanas, laicos y monjas contemplativas viviendo bajo el carisma de Santo Domingo de Guzmán.

Somos frailes predicadores, somo dominicos

Dominicos somos todos los hijos de Domingo de Guzmán que tenemos como meta la predicación de la Palabra de Dios, y en ella el seguimiento de Jesús al modelo de este gran santo. Él es el fundador de la Orden de Predicadores, gracias a Domingo somos más conocidos como dominicos.

Ser fraile predicador

Fraile, es un término propio del varón religioso de la Iglesia Católica que integra las Ordenes mendicantes que nacieron en la edad media. Y predicador por ser propio del carisma de los dominicos.

La misión de santo Domingo

Nuestro padre Santo Domingo de Guzmán, nos dejó en su legado el ser contemplativos y misioneros a la vez, de vivir en comunidad y de estudiar para ser predicadores itinerantes del evangelio.

La Orden de Predicadores

La Orden de Predicadores, es una Orden mendicante de la Iglesia católica fundada por santo Domingo de Guzmán, dedicada a la predicación de la Palabra de Dios; los dominicos fueron aprobados por el papa Honorio III el 22 de diciembre de 1216.

Su hábito es blanco: una túnica, escapulario, capucha; y una capa de color negro. Utilizan como emblema, la cruz de calatrava pintados con los colores de la Orden (blanco y negro). El lema de la Orden es: Laudare, Benedicere, Praedicare (alabar, bendecir y predicar).