El Hábito Dominicano

El hábito blanco y negro de los frailes predicadores ha sido el distintivo permanente de la Orden desde su fundación. Consta de una túnica blanca, escapulario y capucha; un cinturón y un rosario; una capa negra y una capucha del mismo color.

El hábito dominicano funde en maravillosa unidad los colores blanco y negro. El blanco símbolo de pureza, el negro, de penitencia; el negro cubriendo el blanco, como la penitencia protege la pureza; ambos cubriendo al fraile como una armadura, símbolo de consagración, de sus virtudes y de su misión. A la vez el hábito dominicano nos recuerda la especial protección que la Virgen María ha tenido siempre sobre sus frailes.


El Rosario, una oración de inspiración evangélica y tradición Dominicana

La Orden de Frailes Predicadores, desde sus orígenes, ha visto en María no solo el modelo perfecto del cristiano sino también del apóstol. Por eso, a través de su historia, ha honrado y venerado su memoria con una devoción conocida y difundida universalmente: EL ROSARIO.

El Rosario nació de la predicación
La predicación anuncia los grandes misterios de nuestra Salvación y nos invita a descubrir los designios de Dios y a manifestarlo en una vida conforme al Evangelio. Pero esta palabra escuchada hay que meditarla y hacerla oración. Por esto el Rosario ha nacido de la predicación.

El Rosario es una predicación
Cuando el creyente medita los acontecimientos de nuestra salvación en el Rosario, escucha la Palabra de Dios. El Rosario contiene y sintetiza el objeto fundamental de la Predicación del Evangelio. Por eso el Rosario, por sí mismo es una Predicación.

El Rosario es una predicación popular
Nuestras alegrías y nuestras tristezas, nuestros triunfos y nuestros fracasos nos llevan a comprender los gozos, los sufrimientos y los triunfos de Jesús y de su Santa Madre.

Cada vez que el creyente recita y medita los misterios que nos dieron vida, revive el mensaje del evangelio y experimenta la presencia constante de Jesús en su propia vida.


Los Libros

Por la importancia que tiene el estudio en la vida dominicana, los libros aparecen también como un valioso instrumento de trabajo y un importante símbolo de la identidad dominicana.

Las nuevas fuentes de conocimiento y los medios actuales de investigación van complementando, cuando no reemplazando, el papel y el significado de los libros, pero queda claro que el estudio es un componente identificador del dominico y de la dominica.


La Cruz de Calatrava

En los escudos de la Orden y de sus instituciones aparece siempre la Cruz de Calatrava como signo distintivo de la Familia Dominicana. Esta cruz está compuesta por cuatro brazos iguales terminados en flores de lis muy abiertas y divididas longitudinalmente con los colores blanco y negro.

A lo largo de la historia este emblema institucional ha adquirido diversas modalidades y tamaños, pero siempre conserva los colores distintivos de la Familia Dominicana y su simbolismo en relación con la defensa de la fe.


"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C