En la provincia:
Congreso de Sexualidad y Afectividad

10544929 10152968895141679 486965302 n

Entre los días 16 al 27 de Junio se llevó cabo el Congreso de “Afectividad y Sexualidad en la Vida religiosa” dirigido por Fr Cosme PUERTO PASCUAL, O.P. distinguido fraile dominico experto en la materia en la Universidad Santo Tomás sedes de Lourdes. (Lunes, 14 Julio 2014 21:36)

Vino nuevo en odres nuevos

Hermanos: Hoy Jesús nos llama a la "fidelidad renovada": aunque el contenido de la fe no cambia sustancialmente, Jesús nos enseña las verdades más profundas acerca del Reino que Él vino a traer: Nadie remienda un vestido viejo con un pedazo de tela nueva, porque el pedazo nuevo tiraría del vestido y la rotura se haría mayor. Tampoco se echa vino nuevo en los odres viejos; porque revientan los odres: se derrama el vino y los odres se estropean; el vino nuevo se echa en odres nuevos, y así las dos cosas se conservan.

En el Evangelio, nos narra San Mateo, como Jesús declara la necesidad de acoger su doctrina con un espíritu nuevo, joven, con deseos de renovación; pues de la misma manera que la fuerza de la fermentación del vino nuevo hace estallar los recipientes ya envejecidos, así también el mensaje que Cristo nos trae tiene que romper con todo el conformismo, la rutina, el estancamiento, etc. Y nos invita a la renovación autentica que nos lleva a una vida nueva que surge desde el ímpetu extraordinario de mi respuesta a las disposiciones nuevas de mi fe.

Siempre que los hombres se han encontrado con Jesús a lo largo de estos veinte siglos, algo ha surgido en ellos, rompiendo actitudes viejas y gastadas. Ya el Profeta Ezequiel había anunciado que Dios otorgaría a los suyos otro corazón y les daría un espíritu nuevo. Estos nuevos odres serian, un alma limpia y purificada, que siempre debe estar llena; porque vacíos, los carcome la polilla; la gracia los conserva llenos.

El vino nuevo de la gracia necesita unas disposiciones en el alma constantemente renovadas: empeño por comenzar una y otra vez en el camino de la santidad, que es señal de nuestro camino interior, de ese camino que también los santos tienen, y es el estar enamorados de Dios. Por ello, nosotros disponemos el alma para recibir el don divino de la gracia cuando correspondemos a las iniciativas e insinuaciones del Espíritu Santo, pues nos preparan para recibir otras nuevas y, si no hemos sido del todo fieles en nuestro camino, Dios siempre sale a nuestro encuentro para renovarnos y  el hacer su obra en nosotros.

Por tanto hermanos, no olvidemos que El Espíritu Santo trae constantemente al alma un vino nuevo, ese vino nuevo es la gracia santificante, que debe crecer más y más. Este vino nuevo no envejece hermanos. Por eso, es necesario restaurar continuamente el alma, rejuvenecerla, ya que a veces son muchas las faltas de amor y caridad para con el hermano, nuestros mismos pecados quizás nos indisponen para recibir más gracias y nos envejecen porque estamos pendiente en las heridas del pecado del hermano que de nuestra propia heridas: defectos del carácter que no se acaban de superar, llamadas de la gracia que no sabemos atender con generosidad, impaciencias, rutina en la vida de piedad, faltas de comprensión...

Hermanos, es la contrición la que nos dispone para recibir las nuevas gracias, que acrecienta nuestra esperanza, y nos hace que nos acerquemos de nuevo a Dios en un acto de amor más profundo manifestado en Cristo. Es por ello que el Señor nos enseña a conocer la verdad de nuestra vida y, a pesar de tantos defectos y miserias, nos llena de paz y de deseo de ser mejores, de recomenzar de nuevo.

Por tanto hermanos, el Señor, sabiendo que éramos frágiles, nos dejó el sacramento de la Penitencia, donde el alma no solo sale restablecida, sino que, si había perdido la gracia, surge con una vida nueva, porque es allí en el examen de conciencia donde nosotros vemos lo que Dios esperaba de nuestra vida y lo que en realidad había sido. No olvidemos hermanos que la Confesión no solo es un juicio en el que los pecados o las deudas son perdonadas, sino también medicina para el alma.

Pidamos a nuestra Madre la Virgen María que nos otorgue las gracias que necesitamos para vivir la alegría de sabernos hijos amados de Dios y que seamos odres nuevos cada día...Para poder recibir lo que DIOS quiere darnos...Manteniendo nuestros corazones abiertos al cambio de DIOS y nuestro espíritu atento para recibir lo que DIOS nos quiere enseñar y revelar en este tiempo...Lo nuevo de EL... A Él la Gloria por lo siglos de los siglos. AMEN

 

Fr Andres VIAÑA FERNANDEZ, O.P.

(Martes, 08 Julio 2014 11:14)
95° Aniversario de la coronación de nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

10524788 10152938237426679 275007227 n

El próximo 9 de julio se conmemoran los 95 años de la coronación de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá como Reina y Patrona de nuestra querida Colombia. Por tal razón, la gran fiesta tendrá la siguiente programación:

(Jueves, 03 Julio 2014 08:49)

Encuentro de Emisoras Dominicanas de America Latina y el Caribe

10515026 10152919097976679 73867236 n

Durante los días 10 y 11 de junio de 2014 se llevó a cabo el encuentro de radios de la orden de Predicadores de América Latina y el Caribe en las instalaciones de la Universidad Santo Tomás- Bogota, titulado: “Predicación en redes de comunicación” bajo la Direccion de Fr  Eric SALOBIR, O.P. promotor general de medios de comunicación de la oren de predicadores.

(Jueves, 26 Junio 2014 22:00)

Solemnidad del nacimiento de San Juan Bautista

 

"Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan;

vino como testigo para dar testimonio de la luz,

y preparar al Señor un pueblo bien dispuesto".

Un gran escritor de novelas de aventuras, muy conocido por todos como el ilustre Julio Verne, escribe en el año de 1901 una obra acerca del que hoy recordamos en esta particular solemnidad luego del de la Bienaventurada Virgen María: A saber, San Juan Bautista.

La obra no lleva el nombre del profeta del desierto o de alguno similar que aparezca en la Sagrada Escritura sino que la llamó: “El faro del fin del mundo”. Al parecer, puede resultar algo paradójico este asunto, sin embargo, resalta la labor predicadora en el mundo actual y lo que debemos entender como tal.

Cuenta la historia que en la “Isla de los Estados”, una isla deshabitada de Argentina, rondaban una banda de piratas dirigidos por Kongre que asaltaban y saqueaban las embarcaciones que se acercaban a la zona. Ante esto, el estado argentino construye un enorme faro con el nombre de “San Juan de Salvamento”, hoy conocido como “faro del fin del mundo” cuyo fin sería descubrir a los perversos piratas o cualquier otro grupo y así acabar con la delincuencia en el islote. Un objetivo que solo con la ayuda del capitán Vázquez y sus compañeros, y sólo al final del libro  se logra acometer.

Pues bien, Isaías en la lectura que oiremos mañana martes, nos invita a ser luz de las naciones a tal punto que ese resplandor alcance el confín de la tierra (Is 49), es decir, a construir en un mundo deshabitado y lleno de desigualdades, divisiones y tristezas, un gigantesco faro que alcance los corazones de quienes lo ven.

Tenemos la necesidad de nacer hoy, así como Juan, con una nueva mentalidad y deseo de seguimiento de Cristo. Un deseo que crezca en el conocimiento de Dios y que nos haga saltar de gozo como el sentimiento del amigo de Jesús al escuchar el saludo de María a su prima Isabel. Sería lo mismo que nos recalca el Papa Francisco: “Llevar a Cristo es llevar al alegría a los hermanos, a quienes lo necesitan”.

Ahora, al hablar de un faro no solo nos referimos un una sencilla vela o una pequeña cerilla que alumbra débilmente sino de algo mayor, de un rayo más amplio con una estructura mejor conformada. Para entenderlo mejor, un faro no solo ilumina en una dirección sino que gira con tal intensidad que llega a aclarar todo cuanto lo rodea e indicar lo que nos puede hacer tropezar, lo que puede hacer naufragar nuestra embarcación. Es una estructura alta que no puede ocultarse aún dese los sitios más altos y lejanos.

Así como Juan, máximo faro del mundo, debemos (y más nosotros los llamados hijos de Santo Domingo) ser portadores de la luz y señalar un camino correcto y seguro. Diría el Papa Francisco: “Juan es el que significa, el que señala, el que indica a otro” puesto que no es él la luz sino el que lleva la luz, el que no toma la palabra como propia sino que da primacía a Jesús.

Para un dominico (laico, monja o fraile, incluso formando) le sería más oportuno no sobresalir por sus propias palabras sino ser instrumento vivo de Cristo, al verdadera Palabra y luz del mundo. Al igual que el Bautista, debemos desaparecer para que el amor de Cristo se hunda en el corazón del otro.

Cuando el Evangelio nos habla del nacimiento de la voz que clama en el desierto, nos recuerda la necesidad de engendrar hombres nuevos y además de ser lumbreras del mundo que guíen por un camino cierto y real. La Iglesia no es de una fe ideologizada -diría el Sumo Pontífice – sino de una fe viva y llena del ardor que mana del Espíritu Santo.

Que mañana podamos cantar con ánimo encendido junto al profeta: “Y a ti niño te llamarán profeta del Altísimo porque irás delante del Señor a preparar sus caminos…” y que al escuchar la dulce y maternales palabras de María, saltemos de gozo en nuestro interior y vayamos a predicar la buena nueva de salvación.

10002777 10152635291286679 1625849425 n

 

 

 

 

 

 

 

 

Fr Miguel Guillermo CANEDO CASTRO, O.P.

Fraile estudiante del primero de Filosofía

 

(Jueves, 26 Junio 2014 21:32)
Predicadores del Rosario en la oración universal por la paz

10477685 10152919098446679 963629022 n

“Jóvenes católicos que salen al encuentro de los olvidados”

“En el principio creo Dios el cielo y la tierra. La tierra era caos y confusión: oscuridad cubría el abismo, y un viento de  Dios aleteaba por encima de las aguas. (Génesis 1, 1-2) Hoy el mundo se torna confuso, sin oriente, los nuevos tiempos llegan con fuerza y su inconformidad arrasa  lo que encuentra a su paso. Gran parte de la humanidad es vulnerable antes los tempestuosos cambios, los pueblos son arrastrados por la corriente, en la cual muchos se ahogan o continúan sin esperanza. ¿Qué estamos haciendo nosotros para detener las fuertes olas, para dar la mano aquellos que se cansan en la lucha, para ser esperanza a pesar de las fuertes tempestades?

(Miércoles, 25 Junio 2014 23:53)

Encuentro de Superiores Mayores de CIDALC la Habana 2014

986666 10152903932686679 1652969620 n

Del 2 al 5 de junio de 2014 en la Casa Sacerdotal SanJuan María Vianney de La Habana, Cuba—antiguo Monasterio de Santa Catalina deSiena—se llevó a cabo el Encuentro de Superiores Mayores de la ConferenciaInterprovincial de los Dominicos de América Latina y El Caribe (CIDALC). Participaronde este Encuentro los Priores Provinciales de las Provincias de México, Perú,Colombia, Argentina, Brasil y Centroamérica; el Viceprovincial de Bolivia; losVicarios Generales de Ecuador, Chile y Puerto Rico; los VicariosProvinciales/Regionales de República Dominicana (Provincia de España),Paraguay-Uruguay-Buenos Aires (Provincia de Aragón), Cuba (Provincia Bética),Trinidad & Tobago (Provincia de Irlanda), Amazonas (Provincia de España),Venezuela (Provincia del Rosario); y los Priores conventuales de Haití(Provincia de Tolosa) y Grenada (Provincia de Inglaterra). Acogidos con elcalor fraternal caribeño de los frailes del Vicariato de Cuba y su Vicario, Fr.Manuel Uña, los cuatro días de Encuentro se ritmaron entre oración ycelebración, reflexión, diálogo, toma de decisiones y compartir amistoso. Fr.Bruno Cadoré, Maestro de la Orden, acompañó a los superiores mayores durante algunasjornadas, mientras que el Encuentro fue coordinado por el Equipo animador deCIDALC.

(Domingo, 22 Junio 2014 09:19)

Ordenaciones Sacerdotales

10482792 10152891995286679 1570799313 n

El  pasado 8 de junio en el marco de la Solemnidad de Pentecostés nuestros Hermanos fr. Álvaro José ARANGO RESTREPO, O.P., fr. Javier Aníbal MORENO MOJICA, O.P., fr. Sergio Andres MENDOZA VARGAS, O.P. y fr. Juan Francisco CORREA HIGUERA, O.P. recibieron el Sacramento de la ordenación Sacerdotal de manos de fr. Leonardo GOMEZ SERNA, O.P. Obispo Emérito de Magangué.

(Martes, 17 Junio 2014 21:29)
Vocaciones (Jueves, 05 Junio 2014 08:28)
Homilia de la Solemnidad de la Ascensión del Señor

1. La Resurrección: Un Nuevo Comienzo

1.1 Es interesante destacar en la primera lectura de hoy que Lucas resume la enseñanza de Cristo Resucitado, en sus apariciones a los discípulos, como una predicación sobre el Reino de Dios. Recordamos bien que el inicio de su ministerio público fue un anuncio similar: "El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio" (Marcos 1,15). Y luego el mismo Lucas se deleita contándonos cuántas comparaciones usó Jesús en esta tierra para que comprendiéramos algo de los misterios del Reino.

1.2 Aprendemos de aquí que en la Resurrección del Señor se da como un nuevo comienzo. El proyecto de Jesucristo no ha cambiado. Ni siquiera la muerte lo ha cambiado. Torturarlo, abandonarlo, crucificarlo, llevarlo a la muerte y depositarlo en el sepulcro... nada de ello fue capaz de romper la obediencia de amor de Cristo hacia su Padre. Una vez levantado de entre los muertos, no tiene un nuevo proyecto sino el mismo de siempre: que el nombre de Dios sea glorificado, que su voluntad sea escuchada y obedecida; en resumen: ¡que venga el Reino de Dios, que Dios reine!

1.3 Tampoco los discípulos han cambiado mucho en sus proyectos propios. Siguen esperando una gran victoria política, si no militar. Por eso preguntan si ha llegado el tiempo de restaurar el reino "de Israel." Jesús les habla del reino "de Dios" pero ellos quieren oír del reinado "de Israel." Su inteligencia tiene un límite, que es el límite de sus intereses. A veces creemos que la razón humana puede muchas cosas pero la realidad es que sólo puede escuchar aquello que el corazón le da permiso de escuchar y por eso, aunque diga que es señora, la razón es siempre sierva del amor.

1.4 Por eso Jesús les anuncia no una nueva predicación, que ya les ha predicado bastante, sino un nuevo amor. Eso será la efusión del Espíritu Santo, cuya fiesta está próxima en nuestra liturgia: será un nuevo amor. Con un nuevo corazón palpitando en nuestro pecho habrá también nuevas razones, las razones de Dios, que podrán entrar a nuestra mente.

2. Cristo Asciende a los Cielos

2.1 Después de anunciarles el "nuevo amor," es decir, el don del Espíritu, le vieron subir a los cielos. No se trata, por supuesto, de un cambio geográfico en la residencia del Resucitado. Mucho más que eso, la ascensión es como una parábola, como una enseñanza más con la que el Maestro de Galilea quiere inculcar a los suyos el camino que va hacia la gloria. Se puede decir, y no es abuso, que esta aparición en que se vio al Resucitado ascender a los cielos, vino a ser como una catequesis preciosa. Veamos qué podemos aprender de ella.

2.2 Cristo en sus apariciones les había mostrado las llagas de la Cruz. No se las quitó cuando subió al cielo. Es nuestra humanidad misma, con su carga de aflicciones y dolores, la que asciende con Jesús y se confunde con la gloria celestial. Cristo no dejó al Padre viniendo a la tierra; no nos deja ahora a nosotros subiendo a los cielos.

2.3 La nube es la imagen de la presencia misteriosa y gloriosa de Dios. La nube se ve pero no deja ver. Sabemos que está pero no somos dueños de lo que no vemos y que en cambio nos envuelve y posee. Así es Dios, así es su misterio.

2.4 Los ángeles reprochan blandamente a los apóstoles: "¿qué hacen allí parados mirando al cielo?" Estas palabras, que son como el despertar después de lo que parecería un sueño, indican dos cosas: primero, que es tiempo de ir a lo nuestro, es decir, a nuestras tareas y a seguir el camino, porque ya sabemos que ese camino no acaba en absurdo y muerte, sino en la paz y la gloria. Segundo, tales palabras insinúan que el misterio de la gloria de Cristo no está completo aún: "volverá como lo han visto alejarse."

Fr Nelson MEDINA FERRER, O.P.

Tomada de: http://fraynelson.com/homilias.php?year=2014&mon=06&mday=1

(Sábado, 31 Mayo 2014 17:53)
Homilia del IV Domingo de Pascua

1. El Anuncio del Paráclito

1.1 A medida que el tiempo pascual va llegando a su consumación los textos bíblicos que la Iglesia nos ofrece nos acercan más y más al misterio insondable y bello del Espíritu Santo. Es el tema central de la primera lectura y el evangelio.

1.2 Entre tanto, la segunda lectura, del apóstol Pedro, continúa mostrándonos facetas de lo que significa tener "vida nueva" y nos da pistas sobre cómo llevar a la práctica la riqueza que hemos recibido con la fe y el bautismo. Cosa que es como otro modo de hablar del Espíritu Santo, si lo pensamos bien, porque todo lo que se diga de la vida cristiana es letra muerta o exigencia imposible, si no está Aquel que es "vida de nuestra vida" y "alma del alma," es decir, el Espíritu de Dios.

1.3 En el caso de hoy, Pedro nos exhorta a defender lo que creemos, pero más que con razones, las cuales son necesarias, con la mansedumbre, el respeto, incluso diríamos, el amor hacia aquel que nos interpela. Cosa que tiene mucho sentido: no se puede "defender" que uno es seguidor del Crucificado si no se tiene la disposición de participar en algo de su dolor y humillación. Por eso leímos hoy: "es mejor padecer haciendo el bien, si tal es la voluntad de Dios, que padecer haciendo el mal."

2. "Recibieron el Espíritu Santo"

2.1 Volvamos a la primera lectura. Su punto central es la frase del final: "Pedro y Juan les impusieron sus manos a los samaritanos, y ellos recibieron el Espíritu Santo." Este gesto lo repite la Iglesia de manera formal, solemne y eficaz en el sacramento de la confirmación. Como sucesor de los apóstoles, el obispo implora sobre los ya bautizados la acción del Espíritu Santo, les impone las manos y ora sobre ellos.

2.2 Es interesante destacar que los que recibieron la imposición de manos eran ya creyentes, que habían recibido predicación y de los cuales incluso habían sido expulsados demonios. Una vez bautizados, los apóstoles vienen como a confirmar y llevar a plenitud la obra de la gracia a través de su ministerio particular. Esto también se aplica al sacramento de la confirmación, al cual quizá no prestamos usualmente la atención que merece.

2.3 Y también subrayemos adónde se dirigen los apóstoles: se trataba de "un pueblo de Samaría." Por el relato bien conocido de la mujer samaritana sabemos que había grande y mutua aversión entre judíos y samaritanos (véase Jn 4,9). Todas esas barreras, que eran culturales y religiosas, quedan pronto superadas cuando el amor divino toma posesión de los corazones. Inundados por la gracia que viene de lo alto, ya poco interesan los egoísmos de corto vuelo que tantas veces nos separan a los humanos. Así viene el Espíritu a reparar las brechas y sanar las heridas de división entre los hombres.

3. "No los dejaré huérfanos..."

3.1 La compasión de Cristo no tiene límites. Lo demuestra una vez más el pasaje evangélico que hemos escuchado hoy. A las puertas mismas de su dolorosísima pasión, Nuestro Señor parece desatender su propia angustia, sólo preocupado por lo que puedan vivir y tener que afrontar los suyos. Es admirable en grado sumo esta capacidad suya para posponerse, para darse, para amar "hasta el extremo" (Juan 13,1). Por eso les anima con palabras blandas y da el remedio antes de que llegue la herida: "No los dejaré huérfanos," les dice.

3.2 Y la manera de reparar esa orfandad es doble: primero, que se amen unos a otros; segundo, que reciban al "otro Paráclito." El primer Paráclito era Cristo mismo que, puesto en medio de ellos, hacía lo que hace un asistente, ayudante, abogado, apoyo, soporte, pues todas estas palabras ayudan a describir lo que significa el término griego correspondiente. Ahora que Cristo se va, les enviará "otro" Paráclito, a saber, el Espíritu Santo, que los preservará en el amor y hará posible que el mismo Cristo se siga manifestando a ellos.

Fr Nelson MEDINA FERRER, O.P.

Tomada de: http://fraynelson.com/homilias.php?year=2014&mon=05&mday=25

(Sábado, 31 Mayo 2014 17:49)
" En sus Marcas" primer encuentro de aspirantes Dominicos 2014

10379088 10152845242776679 1947211646 n

Primer encuentro nacional de aspirantes a la vida religiosa y sacerdotal dominicana Junio 6,7 y 8 de 2014 “Cristo ha constituido a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y doctores, para el perfeccionamiento de los fieles en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo...” (Ef 4, 11-12)

(Sábado, 31 Mayo 2014 10:33)

Boletín Mayo 2014 N°154

LEER MÁS

(Sábado, 24 Mayo 2014 11:06)
Boletín Abril 2014 N° 153

LEER MÁS

(Sábado, 24 Mayo 2014 10:59)

Destacados del mes

Últimas noticias

Congreso de Sexualidad y Afectividad

Congreso de Sexualidad y Afectividad

Entre los días 16 al 27 de Junio se llevó cabo el Congreso de “Afectividad y Sexualidad en la Vida religiosa” dirigido por Fr Cosme PUERTO PASCUAL,

2014-07-15 02:36:11

95° Aniversario de la coronación de nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

95° Aniversario de la coronación de nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

El próximo 9 de julio se conmemoran los 95 años de la coronación de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá como Reina y Patrona de nuestra

2014-07-03 13:49:34

Encuentro de Emisoras Dominicanas de America Latina y el Caribe

Encuentro de Emisoras Dominicanas de America Latina y el Caribe

Durante los días 10 y 11 de junio de 2014 se llevó a cabo el encuentro de radios de la orden de Predicadores de América Latina y el Caribe en las

2014-06-27 03:00:56

Encuentro de Superiores Mayores de CIDALC la Habana 2014

Encuentro de Superiores Mayores de CIDALC la Habana 2014

Del 2 al 5 de junio de 2014 en la Casa Sacerdotal SanJuan María Vianney de La Habana, Cuba—antiguo Monasterio de Santa Catalina deSiena—se llevó

2014-06-22 14:19:34

Ordenaciones Sacerdotales

Ordenaciones Sacerdotales

El  pasado 8 de junio en el marco de la Solemnidad de Pentecostés nuestros Hermanos fr. Álvaro José ARANGO RESTREPO, O.P., fr.

2014-06-18 02:29:53

predicacion

vocaciones

institucional

saladeprensa

Links de interés de la iglesia

Extensions by Siteground web hosting