En la provincia:
Homilia del IV Domingo de Cuaresma 2014

 

Que vea tus sendas, Señor, que vea tu corazón.

 

Hoy en muchas de las predicaciones giraran en torno al ciego de nacimiento, pero creo que el personaje principal, el que más nos interesa es Jesús. Pues este evangelio, así como el del domingo pasado, el de la samaritana, pretende mostrarnos quién es Jesús. Y hoy lo hace sirviéndose de la imagen, de la metáfora de la luz: “Yo soy la luz”, nos dice. La luz nos ilumina, nos permite ver el camino, nos evita perdernos, equivocarnos. Vivir en la luz significa vivir en la verdad, en la justicia, en la sinceridad. Todos tenemos experiencia de lo angustioso que es, cuando material o espiritualmente nos sentimos perdidos, rodeados de sombras, y la alegría que nos invade cuando aparece la luz y vemos el camino o cómo tenemos que actuar. Necesitamos luz, queremos luz y el modo de actuar, de pensar y de sentir de Jesús es una garantía.

Ciego no es únicamente aquel que no ve cuando camina por la acera, es también el que no quiere ver, aquel a quien no le dejan ver. Es ciego también el que se cree que él solo está en la luz y los demás en las tinieblas. Es ciego el que se fija solo en el exterior de las personas y no en su corazón, el que se queda en la corteza de los acontecimientos.

La imagen o metáfora de la luz salpica toda la Biblia: tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. “El pueblo, que camina en tinieblas, vio “una gran luz”. “Gran luz” que se refiere a Cristo. No solo Cristo es luz, también nos invita a los cristianos a ser luz. En otra ocasión dijo de sus seguidores “vosotros sois la luz y la sal de la tierra”.

Ver, el ver (y no me refiero solo a lo físico) es fundamental en la vida. Es conocido, sobre todo dentro de la Iglesia, el método ver, juzgar y actuar. Aplicando esta trilogía es fácil que acertemos en nuestras decisiones. Pues si bien las cegueras físicas no son frecuentes, es muy probable que nos afecten otras cegueras, como he señalado más arriba. No me olvido de lo que os decía al principio: que este evangelio pretende que le conozcamos a Jesús, que hoy se nos presenta bajo la imagen de la luz. “Yo soy la luz” y a nosotros, como seguidores suyos, nos toca serlo también.

El ciego del evangelio recobró la vista (y no solo la física). Conoció por fuera y por dentro a todos los que intervinieron en el acontecimiento de su curación: a sus vecinos, a los fariseos, a sus padres, a Jesús. A todos los puso contra las cuerdas con su sentido común y con su lógica aplastante: “lo único que yo sé es que era ciego y ahora veo”. Y observó que sus vecinos, los fariseos, sus padres, a diferencia de Jesús, no eran fiables. Muy distinta fue la sensación que le produjo Jesús, pues “se postró ante él” diciendo “Creo, Señor”.

Cuando todo en la vida sea obscuridad y silencio, cuando el amor haya desaparecido, cuando la vida nos sonría como en primavera, que nuestra plegaria sea: que vea tus sendas, Señor, que vea tu corazón.

Que así sea.

 

Andres viaña

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fr Andres VIAÑA FERNANDEZ, O.P.

Fraile estudiante del segundo de Teología

 

 

 

(Domingo, 30 Marzo 2014 10:27)
Boletín Enero- Marzo 2014 N°152

Leer Más

(Jueves, 27 Marzo 2014 14:24)
Dios que toma carne en el seno de una familia

 

Para entender el texto que la liturgia nos presenta en esta solemnidad de San José, me voy a permitir referirme a los primeros versículos del evangelio de Mateo, es decir, a la genealogía de Jesús; después, tomare la figura de José como hombre justo, y finalmente una triada, que corresponde a historia, cuaresma y encarnación.

En primer lugar, la genealogía del origen de Jesús nos quiere mostrar que este niño es el cumplimiento de las promesas hechas por Dios a Israel, que él es el culmen de la Historia de la salvación, historia que tiene orden, perfección y sentido. Pero que durante esa historia encontramos que el hombre pone obstáculos y que se resiste a la manifestación de Dios en el acontecer histórico, sin embargo, Dios no por esto deja de dirigir la historia de la promesa a su cumplimiento, es así, como podemos decir que hay historia de salvación porque Dios lo que ha prometido lo lleva a su culmen.

Por otro lado en el desarrollo de la genealogía que Mateo nos trae hoy, descubrimos que esta empieza con  Abrahán y termina con José. Pero en la redacción de esta, al final nos encontramos con algo que no es muy claro, para el razonamiento de algunos, y es el caso que en el texto no se menciona que José es el que engendro, diríamos que no hay contacto sanguíneo, sino que la atención en este culmen se pasa a que José es el esposo de María de la cual nace Jesús. Por consiguiente, no debemos hablar de una paternidad como la entendemos hoy, sino que Dios legítima a José haciéndolo padre legal del Mesías, el salvador, es decir, que él recibió el encargo de continuar como esposo legítimo de María. Llegando, a lo que denominamos actualmente con término de matrimonio, el texto no utiliza la categoría ya mencionada sino que habla de desposorio. La tradición judía toma este compromiso en dos partes: el desposorio era el compromiso por el cual los contrayentes ya quedaban constituidos en marido y mujer y solo este vínculo se podía romper por el repudio, que si nos damos cuenta, José rompe con el compromiso no públicamente pero si de una forma privada cuando dice el texto “resolvió repudiarla en privado”; y después de un tiempo del desposorio si se procede a la cohabitación de la pareja.

En un segundo elemento, José considerado como hombre justo; la palabra “justo” quiere significar que no solo José era fiel a la ley, sino que más todavía, él es capaz de superar desde su buen corazón las mismas exigencias que contiene la ley, es decir, que con el repudio que era lo normal para romper con la relación, pues se podría llegar pensar que por parte de María hubo adulterio, sin embargo, él aguarda pacientemente en la privacidad, hasta que el ángel se le aparece en sueños y le comunica que “no temas tomar contigo a María tu mujer –tu esposa-, porque lo engendrado en ella es del Espíritu santo”, José delibera y adopta la mejor solución, la de la discreción y la misericordia; él, rompe los paradigmas sociales y se abandona a una misión que se le encomienda por parte de Dios. El justo es el hombre virtuoso, el hombre que teniendo respeto a su prójimo y sentido humano, se entrega al bien de todos, particularmente de los humildes, aquí el justo no es el que reparte o da de forma equitativa las cosas, sino el que se abaja y se entrega por el bien del prójimo, entonces José se entregó o sea despertó del sueño y cumplió con el encargo de cuidar del nuestro salvador y redentor, y esto en favor de la humanidad, para que nosotros tengamos vida en abundancia.

Finalmente hermanos, la triada entre historia, cuaresma y encarnación. Dios entra en la historia concreta y no abstracta de mundo, en este caso de esta pareja de José y María, quiere manifestar por medio de la sencillez su amor a la humanidad, a través de un pequeño niño, quiere dar el regalo más preciado su propio Hijo que ha sido concebido desde antes de la existencia del mundo, tan solo por darse al hombre y por mostrar su infinita entraña de misericordia, para que el hombre viendo este anonadamiento pueda reconocer que Dios quiere hacer historia con él, y no quiere dejarlo que camine por la vida sin un sentido y sin que este experimente la presencia trasformadora de su gracia. Estamos viviendo un tiempo de gracia, como nos lo recordaba el profeta Isaías al comenzar este camino cuaresmal, y es la oportunidad para que viendo los signos que Dios ha hecho y sigue haciendo en el hombre como su preocupación más inmediata, y así, el hombre pueda alcanzar la misericordia, que se convierta, viva y llegue a su amor infinito; así nosotros podamos encontrar esa encarnación que se da también en nuestra propia vida de lo que Dios realiza en nosotros y al haber contemplado y vivenciado en carne propia después con el entusiasmo evangelizador y misionero podamos ir a comunicarlo a los demás. 

 Fr. Jhon Freddy CASTAÑEDA SAENZ, O.P.

Fraile estudiante del segundo de Teología

(Domingo, 23 Marzo 2014 09:02)
Homilia del III Domingo de Cuaresma

 

TEXTOS BÍBLICOS:

1ª Lectura: Ex 17, 3-7:

Subtema: La OBEDIENCIA a la PALABRA DE DIOS, hace brotar el AGUA VIVA de la SALVACIÓN.

Salmo: 95 (94):

Subtema: Escuchar, es saber OBEDECER la PALABRA DE DIOS; su fruto la CONVERSIÓN.

2ª Lectura: Rom 5, 1-2, 5-8:

Subtema: La Roca o Poso de nuestra JUSTIFICACIÓN, es el BAUTISMO, lugar por excelencia de donde brota el DON de Dios, la Liberación e Identidad de ser Hijos de Dios.

EVANGELIO: Jn 4, 5-15.19b-26.39ª.40-42

Subtema: Conocer el DON de DIOS, es REPOSAR y PERMANECER con la PERSONA DE JESÚS, a través de un ENCUENTRO PERSONAL.


HOMIÍA:

TEMA CENTRAL:

CUARESMA, es el tiempo para REPOSAR y PERMANECER (tiempo para Escuchar y Obedecer en Libertad)) a través de un constante encuentro PERSONAL con JESÚS el MESÍAS, llamado (“EL DON DE DIOS”), quién nos da a beber el AGUA VIVA de la PALABRA en la EUCARISTÍA y a la vez nos participa de los frutos del REINO DE DIOS; la CONVERSIÓN y la SALVACIÓN.

REPOSAR (su sinónimo “diálogo”) y PERMANECER (“conversión”) son dos verbos y figuras literarias de comparación o analogía exegética y hermenéutica, a través de los cuales se visibiliza el ENCUENTRO personal y DIÁLOGO de JESÚS con la Samaritana, momento y lugar por excelencia de la JUSTIFICACIÓN de la MUJER y en ella de una CULTURA, que está a la espera del ENCUENTRO definitivo con el MESÍAS.

Por tanto, REPOSAR y PERMANECER en éste contexto bíblico, son sinónimo de ENCUENTRO, OBEDIENCIA, RENOVACIÓN y CONVERSIÓN, fruto de un diálogo entre IGUALES como culturas diferentes, quienes degustan de la VERDAD, LA LIBERTAD, LA INCLUSIÓN SOCIAL e IDENTIDAD de ser HIJOS de DIOS, por ello son llamados a la vez a ser Instrumentos y testigos del ANUNCIO DEL REINO DE DIOS.

De lo anterior, ésta liturgia de la Palabra que se nos ha proclamado y que tiene su centro y culmen en el evangelio de San Juan, titulado “el Diálogo con la Samaritana”, nos pregunta a partir de nuestro contexto:

¿QUÉ PUEDO SABER SOBRE LA CONVERSIÓN?..................         ¿Dónde HE DE REPOSAR?

¿QUÉ DEBO HACER PARA MI JUSTIFICACIÓN?..............               ¿Cómo y con Quién debo PERMANECER?

¿QUÉ ME CABE ESPERAR COMO FRUTO DEL DIÁLOGO QUE REALIZO PERMANENTEMENTE CON LA PERSONA DE JESÚS?..........................................                      ¿Cómo he de ANUNCIAR o PREDICAR?               

¿A quién he de ANUNCIAR O PREDICAR?

 

Fr. Nestor Reinaldo ROJAS HIGUERA, O.P.

Convento Santo Domingo de Bogotá

 

(Domingo, 23 Marzo 2014 08:56)
Blanco Y Negro Viene con todo para el 2014

10002666 10152652592516679 1174911114 n

La Banda Blanco y Negro es una Excusa que Tienen los Frailes para predicar el Evangelio de una forma Diferente.

(Martes, 18 Marzo 2014 10:30)
Los Frailes Predicadores Tambien Juegan al Futbol

1624282 10152653692096679 1870572137 n

El día domingo 16 de marzo del presente año dio inicio el campeonato de “Futbol once” organizado por el departamento de Bienestar Estudiantil de la Universidad Santo Tomás. Este evento se realiza  todos los años con la participación de los estudiantes de las distintas facultades que hacen vida en la institución, incluidos los frailes estudiantes de la Provincia San Luis Bertrán de Colombia.

(Martes, 18 Marzo 2014 08:53)
Dominicos en la Montaña

10013833 10152652625666679 636690064 n

“Id al mundo entero y proclamad el evangelio” (Mc 16, 15). La predicación del Evangelio empieza por casa, en nuestras familias y en nuestra formación. Determinado también por el espacio y el tiempo -contexto- en el cual nos desenvolvemos; por ejemplo, en los distintos lugares de pastoral y misión que en el trascurso de la formación de la vida religiosa Dominicana, hemos tenido la oportunidad de ofrecer un servicio e ir aprendiendo cada día más, tanto de los laicos como de los sacerdotes u hermanos cooperadores asignados allí, quienes con corazón humilde, trabajan por predicar y poner en práctica el mandato de Cristo.

(Martes, 18 Marzo 2014 08:31)
El Amor de Dios que hemos heredado

 

El Evangelio que escuchamos el dia Sabado 15 de marzo del año del señor 2014 es quizás uno de los pasajes más reconfortantes del NT. Reconfortante porque nos recuerda nuestra condición humana, tan ávida a la hora de afirmar con palabras y tan escasa a la hora de cumplir con acciones. Pero también porque nos recuerda que el amor de los cristianos es un esfuerzo supremo de la fe que se funda en Jesús: el Dios que siendo un campesino de condición judía convivió, pero, sobre todo, amó a los hombres; y con predilección a los que se hallaban sumidos en cualquier desgracia, es decir, a los pobres.

Fueron los condenados de la tierra los primeros en la lista de Jesús. Los condenados de la tierra, escuchemos bien, era toda la humanidad. Y con su venida Jesús trajo felicidad a nuestra precaria humanidad, la redimió. De lo que se sigue que es la felicidad de sabernos en su amor la que acompañe los hechos y las palabras de nuestros días. Sin embargo, como sabemos, nuestra situación como cristianos y, más aún, como religiosos, dista mucho de ser así.

El amor que heredamos de Dios y la certeza de que nos amó sin medida parece no ser razón suficiente para que amemos a los demás de la misma manera y en la verdad. Siendo, como dicen las abuelitas, hombres de Dios, parecemos mercaderes a la hora de amar. A la fraternidad la regateamos, al perdón lo condicionamos, el respeto lo compramos, la vocación la juzgamos, las ideas las imponemos y a la sinceridad la utilizamos. Cierta razón tenía Nietzsche cuando decía que los cristianos deberíamos tener más cara de redimidos. Pero solo un poco de razón, si lo pensamos bien, ya que Nietzsche no dijo que los cristianos deberíamos actuar más como redimidos.

Si bien las palabras y las obras de Jesús son un misterio que a través de la fe, la reflexión teológica, la reflexión filosófica, la reflexión científica, la vivencia eclesial y el testimonio personal se han tratado de develar, no son pocas las veces en que señalando sus enseñanzas parecemos magos incapaces de controlar las fuerzas misteriosas por nosotros invocadas[1]. Ello se ve en nuestra vida práctica. ¿Por qué? Porque por ejemplo en el comedor –este es apenas un episodio-  no son precisamente los frutos de la tierra ni la carne de animales lo que está en nuestras bocas. En ocasiones la sazón nos es insuficiente en las comidas y hay que aderezarlas con el nombre y la vida de alguien. ¡Qué pobres somos cuando actuamos así! Olvidamos de esta manera que el banquete, aún en su versión profana, como la de Platón, o en su condición sagrada, como nuestra Eucaristía, ha estado vinculado siempre ha situaciones prodigiosas. En Platón el Banquete dio cabida a una de las cimas literarias de occidente: el estado, la educación, la belleza, el amor, están presentes en el contenido de este diálogo. De nuestra parte el Banquete, aparte de ser en nuestra Iglesia la conmemoración del designio amoroso del Padre en el cual se hacen realmente presentes la Sangre y el Cuerpo de Cristo, ha sido según nos cuenta nuestro hermano, Edward Schillebeckx, el marco en el cual Jesús narró la mayoría de sus parábolas. Y lo hizo entre aquellos que eran llamados por los judíos de más estricta observancia pecadores, “la chusma”[2], solo con la intención de que fuéramos dóciles a su deseo de conversión. Bien vista, esta manera de actuar nos acerca peligrosamente a la situación de ser humanos capaces de amar a Dios, pero incapaces de amar a los hombres.

Parece ser que lo que nos pide Jesús es conversión, y para ello no basta la doctrina. De haber sido así la mitad de nuestras parábolas, que hablan más del amor que de la ley, no hubiesen sido pronunciadas por Jesús. De lo que se trata aquí, creo yo, es de una coincidencia vital en que seamos rectos en doctrina y rectos en moral. Una sin la otra es casi nada, la laxitud de aquella precipita la caída de la otra.

Este mandato de Jesús, este querer divino, es un  binomio que busca el sentido profundo de nuestra fe. Así como razón y fe, Sagrada Escritura y Tradición, divinidad y humanidad; moral y doctrina han de conjugarse en nuestro seguimiento vivo de Jesús. No extraña, pues, que se nos pida ser hombres extraordinarios.

Llamados nosotros a llevar el Evangelio a todos los rincones de la tierra, despojados de ajuar y alforja, el manto que cubre nuestra desnudez no puede ser otro que la vida de Jesús. Si no lo llevamos en el corazón de poco servirá a las sociedades de hoy el presentarnos con un conjunto de normas y leyes debajo del brazo, las cuales deben cumplirse de manera imperativa. Nuestra misión, vista de este modo, es más antropológica que doctrinal, más deifica que geográfica[3].

Así pues, queda para nosotros el empeño por llevar una vida cristiana armoniosa que en la existencia personal testimonie a Cristo con palabras y acciones, en resumen, a amar sin condiciones, despojándonos del desacierto de pensar que se nos ha vestido con la toga de los jueces y recordando que llevamos un hábito que se nos dio por la misericordia de Dios y los predicadores. Ello nos llevará a tener, ante el mundo y ante nosotros mismos, autoridad y no potestad, cuya diferencia radica en que la potestad somete mientras la autoridad convence[4]. De ahí que una de las cosas que se dicen sobre la predicación de Jesús en los evangelios es que Cristo hablaba con autoridad.   

Que él ES nos acompañe en nuestro camino de conversión y que tengamos siempre presente que aun el más observante de nosotros camina en la delgada línea que separa el amor del desprecio.

1947368 10152635291331679 1390172822 n

 


Fr Pedro Alexander ALVAREZ, O.P.
Fraile estudiante del Tercero de Teología

[1] Marx, C. El manifiesto comunista. Primer capítulo: Burgueses y proletarios.

[2] Castillo, J. La ética de cristo. 13 y ss.

[3] Relatio sobre el estado de la Orden de los frailes. Citado por Timothy Radcliffe en Ser cristianos en el siglo XXI. 228 y 229.

 

 

(Domingo, 16 Marzo 2014 20:58)
Reflexión Conventual

 

Carísimos hermanos:

En nuestra vida conventual nos aterra por así decirlo predicar a nuestros hermanos, esto se debe a que somos soberbios e indiferentes,  con aquellos que se paran aquí, desvalorizamos todo esfuerzo que realiza nuestro hermano. También hemos sido testigos de predicaciones que parecieran más que una predicación, un gran tratado teológico tanto por su extensión como por su contenido, convirtiéndose en catedrales góticas: inmensas y oscuras, ya que eso no lo entiende ni Dios, pero debemos tener presente que esto solo nos muestra a un hermano que lleva en su vida un gran itinerario intelectual por así decirlo, pero no nos esta mostrando su experiencia personal con Dios.

Si bien el estudio es fundamental ya que es un pilar para nuestra vida Dominicana. ¿A que nos debe conducir el estudio? Desde mi propia reflexión diría que él estudio no está ordenado a obtener un sinnúmero de títulos y demostrar a los demás que somos intelectuales, sino que debe estar ordenado para conocer y amar cada día mas a Dios, ya que como dice San Agustín: nadie ama lo que no conoce.

Muchas veces hacemos tanto hincapié a nuestra vida intelectual que nos olvidamos lo que es fundamental para cada uno de nosotros los cristianos, si bien es un privilegio vivir con estos hermanos, pero no olvidemos que en el día del juicio no se nos va a juzgar por cuantos libros hayamos leído o por cuantos textos hayamos escrito, sino por la capacidad de entrega y de amor que hayamos tenido con nuestro prójimo.

Por eso nuestra predicación se realiza partiendo desde nuestra propia existencia, desde nuestro ejemplo de vida, yo sé que nos falta mucho para que podemos hacer que nuestra vida sea ejemplo de predicación. Por eso carísimos hermanos quiero invitarles a que nuestra oración se encarne en cada uno de nosotros y convertirnos en predicaciones vivientes y no en simple acumuladores de conocimientos.

Fr. Rocky Leonardo PANTA CATOTA, O.P.

Fraile estudiante del tercero de Teología

 

(Domingo, 16 Marzo 2014 14:58)
Homilia del II Domingo de Cuaresma

 

Durante estos años al frente de la formación me he encontrado con varios frailes que vienen a contarme experiencias difíciles y nefastas en relación a la perdida de seres queridos por culpa de la violencia. Ayer se volvió a repetir la historia. Fray Ángel Rojas con dolor y tristeza me narraba lo que le sucedió a su primo Jhonny asesinado al sur de Bogotá por la situación muchas veces manifiesta en nuestras ciudades de robar un celular, realidad que desencadena una estela de dolor, angustia y mucha impotencia al ver como el don de la vida se apaga sin fundamento y como en este caso una mujer joven queda viuda y como madre cabeza de hogar acompañada por un pequeño hijo de tan solo un año de edad.

Esta situación entre muchas que hoy se viven en esta cultura de la muerte me llevan a reflexionar sobre el episodio maravilloso que nos narra el evangelio de este segundo domingo de Cuaresma, el momento de la transfiguración. Pedro, Santiago y Juan son los elegidos por el Señor para que lo acompañen en este "adelanto" o "chispazo" de luz y de gloria; donde todo es asombro, alegría y paz al reconocer como el poder de Dios se muestra frente a estos tres elegidos que en su momento representan a toda la humanidad.

Muchos de nosotros hemos tenido en nuestras vidas episodios de luz y sin temor a equivocarme grandes y frecuentes; donde como el apóstol Pedro hemos querido quedarnos para siempre en ellos: “que bien se siente estar aquí”… Todos sabemos que la vida no sólo luz, no sólo es gloria, no es sólo transfiguración, pero es importante que estos momentos los tengamos presentes cuando llegue la oscuridad, la tiniebla, el fracaso o el sin sentido ante la crisis y la angustia.


Este relato de la transfiguración tan lleno de divinidad y a la vez de humanidad, es un claro reflejo de nuestra vida cristiana. La montaña siempre será el lugar de la manifestación de Dios: Hoy el monte Tabor lleno de gloria y esplendor, mañana el monte de la calavera lleno de oscuridad, soledad y tragedia. Dios se nos manifiesta no siempre de la misma manera, cuando hay gozo y alegría nos creemos hasta autores de estas mismas manifestaciones, cuando es dolor, enfermedad o muerte increpamos y hasta peleamos con el mismo Señor porque no es lo que esperábamos. Todas  estas manifestaciones se nos presentan para reconocer como esta nuestra fidelidad ante el Señor.


Los apóstoles elegidos para estar con el Señor en el monte Tabor se muestran "sobrados" y tranquilos ante aquel "adelanto" de gloria, pero su actitud humana es tal, que cuando oyeron  la voz salir de la nube cayeron de bruces y  llenos de miedo. 22 versículos después de este episodio el evangelista Mateo nos presentará el segundo anuncio de la pasión, quizás para ratificar como todos nosotros en ambito de  humanidad no hemos sido capaces desde nuestra realidad de reconocer la sencillez de nuestro Dios y sus increíbles y verdaderas promesas. Además no hemos comprendido que para llegar a la gloria y vivir nuestra propia transfiguración tenemos que pasar por la cruz. La cruz de Cristo se evidencia de muchas formas, en los hambrientos, en los tristes, en los desesperanzados y en los sufrimientos de los hermanos que hoy lloran la muerte de sus seres queridos por culpa de situaciones de intolerancia en nuestras calles como la del primo y la familia de Fray Ángel Rojas.

!Escuchadle! es hoy el legado y la gran invitación que nos hace Dios Padre, para que en su hijo aprendamos a reconocer el papel que tenemos que asumir cuando el mismo Señor sintetiza todo en el mandamiento del amor, debemos pedir la fuerza del Espiritu Santo para  crecer en la fe y  para vivir con fortaleza y esperanza las luces y las sombras de nuestra cotidianidad y creer en esas maravillosas promesas que el Señor tiene reservadas para quienes creemos en ÉL.

 

Fr César Orlando URAZAN GARCIA, O.P.

Maestro de Estudiantes

 

(Domingo, 16 Marzo 2014 14:45)
Experiencia de Fray Jorge Angarita en Francia

 

Después de vivir una experiencia de misión en la Casa Santa María la Virgen de Campo Dos, Fray Jorge Andrés Angarita Solano, O.P fue asignado, por razones de estudio, al convento de la Anunciación de París en la Provincia dominicana de Francia. Fr. Jorge se encuentra realizando una maestría en teología bíblica en el Instituto Católico de Paris (ICP), donde también efectuó sus estudios en lengua francesa. Actualmente está redactando la tesis de maestría (le mémoire en francés) que tiene como título: “El comportamiento en Cristo Jesús, según la carta a los Filipenses”. Fray Jorge presentará la importancia central del Himno a Cristo (Flp 2, 6-11) dentro de todo el ensamblaje canónico de la carta y al tiempo desarrollará el comportamiento en Cristo Jesús que a la luz del himno nos es dado como EJEMPLO de la vida cristiana en una maravillosa y apasionante carta que San Pablo escribe desde la cautividad a la pequeña comunidad de los Filipenses. Fray Jorge, espera terminar en Julio o agosto de 2014 y regresar a la provincia. Hay que decir también que el convento de la Anunciación está compuesto por 37 frailes dominicos franceses, un peruano, un nigeriano y dos colombianos, para un total de 41 frailes. Hay que decir con alegría que la provincia de Francia ha acogido con mucha confianza a los frailes de nuestra provincia. El último en llegar ha sido Fray Adrián Mauricio García, O.P quien se está preparando para comenzar su doctorado en Filosofía en el ICP y que actualmente junto a fray Jorge Angarita continúan el legado de fr. Orlando Rueda, O.P, fr. Aldemar Valencia, O.P y fr. Samuel O.P quienes, antaño, hicieron parte de esta comunidad en la ciudad luz.

Fr Glenn Hernández, O.P.

 

(Martes, 11 Marzo 2014 11:59)
INICIAMOS LA CUARESMA Y UN INNEGABLE CAMBIO DE VIDA

 

Se ponía ya en camino cuando uno corrió

a su encuentro y arrodillándose ante él, 

le preguntó: «Maestro bueno,

¿qué he de hacer  para tener en herencia vida eterna?»

(Mt 10, 17)

 

¡Iniciamos el tiempo de cuaresma! Desde el miércoles llamado “de Ceniza”, los jóvenes, adultos y hasta los niños se dirigen a la Iglesia a colocarse una cruz en la frente y poder dar la bienvenida al tiempo más sobrio de todos los tiempos litúrgicos de la Iglesia católica.

 

Escuchamos palabras como: ¡conviértete! ¡Morir a sí mismo! ¡Has sacrificios!, entre otras expresiones que al oírlas nos pueden predisponer o animar. Para muchos es signo de esperanza, de alegría y paz pues es una oportunidad para acercarnos a Dios y empezar una nueva vida. Pero para otros la realidad es distinta: Es una época de tristeza, de grandes sacrificios innecesarios, de trabajos excesivos para buscar una utópica felicidad. En todo caso, ocurre que no sabemos qué es en verdad la cuaresma y mucho menos su fin.Pues bien, los cuarenta días nos recuerdan a un Hombre que con sus actos y palabras nos enseñó un estilo de vida coherente, humilde y, ante todo, lleno de amor a Dios Padre y hacia los que él llamaba prójimo.

La cuaresma es el momento para tachar de una vez y para siempre el pecado y todo lo que nos aleja de Dios; de limpiar aquella vida arrogante e indiferente ante las necesidades de los más pobres y de los que nos piden una palabra alentadora.

El cambio del que todos nos hablan no es el de un simple menú sino de nuestra propia vida, de nuestras actitudes y de ellas en relación con nuestros hermanos. La preparación a la que estamos llamados todos, sin distinción alguna, es a la “Gran Fiesta de la Pascua de Cristo” y por Él, de cada uno de nosotros. Una fiesta a la que tenemos que ir con traje nuevo y reluciente de buenas obras.

Y, ¿cómo se logra esto? Depende a lo que te quieras comprometer: Cambiar las actitudes que no te dejan relacionarte con quienes están a tu lado, es decir, con tu familia, amigos, compañeros de trabajo y escuela, incluso con quienes te topas por la calle.

La cuaresma no es sufrir para cambiar. Es estar alegres porque hemos podido transformar nuestra vida arrancando el egoísmo, el egocentrismo y la violencia de lo más profundo del corazón.

Es por ello que vivamos este tiempo confiados en la misericordia y el amor de Dios nuestro Padre y en la fortaleza que nos brinda su Hijo Jesucristo por la acción del Espíritu Santo.

Como verdaderos católicos, la cuaresma es propicia para unimos a nuestra Madre la Santa Iglesia y con ella a todas las personas que buscan tener un encuentro constante con Cristo, tal como lo manifiesta S.S. Francisco:

Que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona. Podremos hacerlo en la medida en que nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza.[1]

De esta forma, iniciemos con alegría y júbilo estos cuarenta días de preparación para la Pascua, despojándonos de lo que no nos deja ser felices y ayudando a enriquecer a otros con nuestra pobreza.

10002777 10152635291286679 1625849425 n

 

 


Fr. Guillermo CANEDO CASTRO, O.P.

[1] Mensaje del Papa Francisco para la cuaresma 2014. Leída en la Ciudad del Vaticano el  26 de diciembre de 2013 en la Fiesta de San Esteban, diácono y protomártir.

 

(Martes, 11 Marzo 2014 11:52)
Los Frailes Estudiantes en la Meditación del Viacrucis

10013714 10152633393001679 566950927 n

El Pasado Viernes siete de Mrazo del año del señor dos mil catorce dio inico en el convento Santo Domingo de Bogotá la contemplación y meditación del viacrucis con la asitencia de todos los frailes estudiantes tanto de FilosoFía y Teología junto a la comunidad formadora de dicho convento. Esta actividad se continuara realizando en el convento Santo Domingo de Bogotá los viernes a las 6:15pm duarente todo el tiempo de Cuaresma.

(Martes, 11 Marzo 2014 11:36)
Bodas de Plata de Fray Carlos Díaz, O.P.

10009625 10152633320971679 1005641766 n

El día de hoy nueve de Marzo del año del señor Dos Mil Catorce se realizó en el Convento Santo Domingo de la cuidad de Bogotá a las doce del mediodía la celebración Eucarística en Honor a las bodas de plata de Fray Carlos Díaz, O.P. . La Celebración de magno acontecimiento conto con la asistencia del Prior Provincial Fray Orlando Rueda, O.P. , Fray Tito Murcia, O.P. Prior del Convento Santo Domingo de Bogotá, Fray Carlos Ariel Betancourth, O.P. Prior del Convento San Alberto de Bogotá,   Fray  Carlos Mario Alzate Montes, O.P. Rector General de la Universidad Santo Tomás  y Frailes de las comunidades pertenecientes a los Conventos Santo Domingo de Bogotá , Santo Domingo de Tunja y Convento de San José. De igual manera se contó con la asistencia de los  frailes Estudiantes y feligresía del pueblo de Dios.

(Lunes, 10 Marzo 2014 22:30)
Homilia del I Domingo de Cuaresma

Dios nos humaniza

La Palabra de Dios, en este primer domingo de cuaresma, nos ofrece una reflexión sobre la condición del ser humano y sobre los recursos que éste tiene para superarse en su propia condición limitada. Algunas preguntas subyacen a los textos que ofrece la liturgia cuaresmal: ¿Cuáles son nuestros límites? ¿En qué somos vulnerables? ¿Dónde está nuestra capacidad de superación? ¿Qué dones hemos recibido de Dios en Jesucristo? ¿Cuáles son nuestras opciones personales en el ejercicio de nuestra libertad? ¿Cómo ejercemos la libertad desde la obediencia y la escucha? ¿Qué compromisos adquirimos con nuestros semejantes?
Podemos responder a estas preguntas desde muchos puntos de vista. Las lecturas de este domingo nos invitan a buscar respuestas. En la primera lectura, del libro del Génesis, la respuesta está en nuestra capacidad de dejarnos interpelar por Dios, para evitar escucharnos sólo a nosotros mismos y poder responder así desde una escucha atenta y obediente. En la segunda lectura, San Pablo muestra su convicción más profunda: la gracia de Dios en Cristo supera toda atadura al mal y al pecado. En el Evangelio de Mateo, nos sumergimos en la experiencia que Jesús trasluce de Dios cuando vence las tentaciones a las que es sometido en una experiencia de desierto y desolación. Pero nosotros, ahora, ¿Seremos capaces de ver cómo Dios humaniza nuestra vida cuando buscamos respuestas en su Palabra? Tres constataciones:

Necesitados de contraste.
Todo ser humano percibe en la experiencia de su vida personal los límites de la propia existencia. También experimenta con mayor o menor fuerza e impulso el deseo de superarse, de ir más allá de las posibilidades que su propia naturaleza y condición le proporciona. Por otro lado, se fomenta en la actualidad la necesidad artificial de "experimentar situaciones extremas", de "divinizar" lo humano hasta límites insospechados, de poner sólo lo humano como criterio último de realización y decisión. Es la lucha de nuestra propia libertad por alcanzar metas imposibles para nosotros. Caemos, incluso, en el error de pensar que somos más humanos cuando llevamos el ejercicio de nuestra libertad autónoma hasta el extremo, sin contraste con Dios ni con los semejantes.
Somos vulnerables.


Pero la vida también nos muestra su rostro más duro. En ella experimentamos la debilidad, la herida, la enfermedad, la lucha, el pecado, el dolor y la muerte. En la vida el mal adquiere múltiples formas, es sorpresivo y no del todo controlable por nosotros. Estas u otras experiencias de contraste se vuelven negatividad y ponen de manifiesto nuestra vulnerabilidad. Nos recuerdan que somos seres limitados, que no todo nos está permitido ni está a nuestro alcance, que no somos dueños despóticos de los otros, ni siquiera de nosotros mismos. En definitiva, que hay límites. Hay dimensiones de nuestra existencia cuyo señorío no nos pertenece. No somos dueños de la vida ni de la muerte.


El diálogo con lo divino nos humaniza.


El diálogo se nos ofrece como un recurso humano que tenemos para superar nuestras zozobras y contradicciones. También para colmar los anhelos más profundos y asumir los límites de la propia naturaleza. Todo ello en la medida en que Dios y nuestros semejantes se vuelvan contraste para nosotros; nos ayuden a clarificar la voluntad y a purificar los deseos más confusos; a reorientar los proyectos y a serenar las pulsiones; a profundizar en los anhelos y a madurar en las decisiones.
Por ultimo hermanos, tu comunión de hoy con Cristo, no es apenas el comienzo de la santa Cuaresma: es tu opción creyente por un futuro en justicia y libertad para todos los hombres.
Que así sea.

 

Andres viaña

Fr Andres VIAÑA FERNANDEZ, O.P.

Fraile estudiante del segundo de Teología

(Domingo, 09 Marzo 2014 10:07)

Destacados del mes

Últimas noticias

Blanco Y Negro Viene con todo para el 2014

Blanco Y Negro Viene con todo para el 2014

La Banda Blanco y Negro es una Excusa que Tienen los Frailes para predicar el Evangelio de una forma Diferente.

2014-03-18 15:30:37

Los Frailes Predicadores Tambien Juegan al Futbol

Los Frailes Predicadores Tambien Juegan al Futbol

El día domingo 16 de marzo del presente año dio inicio el campeonato de “Futbol once” organizado por el departamento de Bienestar Estudiantil de la

2014-03-18 13:53:24

Dominicos en la Montaña

Dominicos en la Montaña

“Id al mundo entero y proclamad el evangelio” (Mc 16, 15). La predicación del Evangelio empieza por casa, en nuestras familias y en nuestra

2014-03-18 13:31:50

Los Frailes Estudiantes en la Meditación del Viacrucis

Los Frailes Estudiantes en la Meditación del Viacrucis

El Pasado Viernes siete de Mrazo del año del señor dos mil catorce dio inico en el convento Santo Domingo de Bogotá la contemplación y

2014-03-11 16:36:39

Bodas de Plata de Fray Carlos Díaz, O.P.

Bodas de Plata de Fray Carlos Díaz, O.P.

El día de hoy nueve de Marzo del año del señor Dos Mil Catorce se realizó en el Convento Santo Domingo de la cuidad de Bogotá a las doce del

2014-03-11 03:30:24

predicacion

vocaciones

institucional

saladeprensa

Links de interés de la iglesia