Décimo cuarto día del Capítulo

|  Tultenango, 29 de Julio de 2022  |

Capítulo General de Definidores

 

Los capitulares continúan con los trabajos en comisiones.
Por la tarde, fr. David Martínez de Aguirre, OP, Obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, presentó la misión de la Orden de Predicadores en la Amazonía peruana. Nuestro hermano comenzó planteando la cuestión: ¿por qué la Amazonía peruana, acaso no hay otros lugares de misión? En efecto, la Orden atiende otras tierras de misión, pero la Amazonía tiene una peculiaridad significativa: se trata de una misión que la Iglesia universal encomendó a la Orden.
¿Por qué una misión de la Orden en la Amazonía? Mons. Martínez responde remitiéndose a la historia: desde el ayer (1900), la Orden asumió un compromiso ante la iglesia universal. El hoy, tal como lo pidió el Sínodo especial para la Amazonía. Y el mañana, se gana esperanza para toda la humanidad acompañando a los pueblos originarios en su propio camino de fe.
 
El “ayer”, recordó que, en 1900 se crea la prelatura de santo Domingo del Urubamba y del Madre de Dios y se encomienda a la Orden de Predicadores. Según la historia “ocultada”, el “bum del caucho” produjo un genocidio brutal para los pueblos originarios; por ello, en el Perú se solicitó una prelatura para responder ante esta brutalidad. Luego de que la Iglesia encomendara a la Orden la misión de la Amazonía (1906), la Provincia de España, hoy Hispania, asumió la misión encomendada por el Maestro de la Orden y desde entonces ha financiado y ha enviado más de 220 frailes, entre ellos 8 obispos, contando a Fray David.
 
El “hoy”, el Sínodo y la Exhortación apostólica postsinodal “Querida Amazonia” del Santo Padre Francisco, (2 de febrero de 2020), insiste en cuatro conversiones, cuatro sueños: social, una Amazonía que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios; cultural, una Amazonía que preserve la riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana y defendiendo su patrimonio de quienes pretenden borrarlo; ecológico, la conservación de la hermosura natural de la selva y sus ríos, tan amenazados por diversos intereses egoístas; eclesial, las comunidades cristianas que se entregan hasta el punto de mostrar los nuevos rostros amazónicos.
 
El “mañana, los pueblos originarios permiten pensar a la humanidad desde un ayer, sus etapas son nuevas para el occidente, tomando otros rumbos para la humanidad. Es importante incluirlos en las mesas de debate, donde se deciden los destinos del mundo. Recuperar las relaciones familiares, con la naturaleza, con la cultura, con la espiritualidad. Los pueblos originarios nos dan la oportunidad de dar un nuevo rumbo a la humanidad y a la Iglesia. Pensar el planeta desde la hermosura de la Amazonía es una oportunidad para la supervivencia.
El Mons. Martínez también retomó nuestra tradición dominicana, particularmente la protagonizada por: Pedro de Córdoba, OP, Antón de Montesinos, OP, y Bartolomé de las Casas, OP, quienes, dentro de su contexto colonialista, lograron revertir el imperialismo de la época y evangelizar a la cultura dominante. Si ellos lo hicieron, ¿por qué no, nosotros? cuestionó el Obispo dominico.
 
La Orden tiene la oportunidad de beber más de la espiritualidad de esta misión, experimentar el impacto a nivel vivencial, teológico, biológico, eclesiológico. Una misión de la Orden necesita de la Orden, los esfuerzos de la Provincia de San Juan Bautista del Perú y la Provincia de Hispania necesitan ser fortalecidos por otras provincias.
 
La jurisdicción del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado tiene 150,000 kilómetros cuadrados, con una población de 350,000 habitantes. En este territorio, la Orden tiene 5 misiones y dos parroquias, además de la misión en la formación educativa y catequética. Por hoy, sólo 17 dominicos y 12 dominicas misioneras esperan y oran porque existan más hermanos y hermanas que quieran fortalecer la misión. Fray David terminó con aplausos e invitando a la plenaria: “Los esperamos”.

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C