Martes de San Martín: portero de inmigrantes (6/9)

|  septiembre 20 de 2020  | Por: Fray Rodrigo Rivero, O.P., del Convento San José, Bogotá. | 

Fray Martín de Porres, O.P., tuvo muchos oficios en el convento de Lima, Perú. Fungió como enfermero, jardinero, cocinero, barrendero y hasta portero. De hecho, una vez algún fraile dominico peruano le preguntó: Hermano Martín, si hoy llegara el Señor Resucitado al convento, ¿tú qué harías? A lo cual Fray Martín respondió, “¡Yo, seguiría abriendo la puerta!”. Esta anécdota no solo resalta la humildad del mulato, también su transparencia pues San Martín se mostró siempre tal cual es; el mismo de puertas para dentro como de puertas para afuera.

Muchos de nosotros, los cristianos, adolecemos de la transparencia de Fray Escoba. En nuestras casas, conventos y templos somos de “puertas para dentro” agradables, devotos, dadivosos, respetuosos, misericordiosos, pero apenas salimos de ese nicho local, se nos olvida nuestra condición de cristianos, no somos nada cercanos con aquellos con quienes nos encontramos en el camino, con los inmigrantes, por ejemplo. Somos buenos de puertas para adentro, no tan buenos de “puertas para afuera”. Unos adentro, otros afuera.

Lo excepcional de San Martín de Porres es que fue un santo bilateral. De “puertas para adentro” fue cercano a sus hermanos de vocación en oficios como la enfermería y cocina. Pero de “puertas para afuera” no cambió, se mantuvo coherente y como portero recibía o despedía con la misma hospitalidad, generosidad y bondad a quienes se acercaban a la puerta. Un santo bilateral, tanto de puertas para adentro como de puertas para afuera.

Que San Martín de Porres con su ejemplo nos inspire a ser Santos bilaterales y con su intercesión asumamos la misión de ser cristianos del camino, cercanos con todos los de afuera, los inmigrantes, pues ahí también está Jesús, y seamos camino para los cristianos, modelo para quienes conviven con nosotros. Amén.

"Predicar siempre, en todas partes y en todos los sentidos"

Santo Domingo de Guzmán

En el sitio web oficial de los dominicos colombianos, queremos llevar a cabo la misión de Domingo: el deseo de proclamar valientemente a Dios, de construir la vida comunitaria y de buscar la verdad en el mundo.

Hazte Dominico

¿Y si digo sí a este estilo de vida? La Orden de Predicadores, orden apostólica, se dedica a conocer, contemplar el mensaje revelado para luego trasmitirlo a los demás.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

  • (+57) 2878540

  • Carrera 6A N0 51A-78 Bogotá D.C